Inicio / Motor / ¿Estás buscando comprar un coche?, sigue estos consejos

¿Estás buscando comprar un coche?, sigue estos consejos

Diciembre y enero son los mejores meses para comprar coches. Mucha gente cree que esto es una leyenda urbana, pero no es así. Tampoco hay trampas en esto. A final de año, los concesionarios quieren concluir el ejercicio con el mayor número de matriculaciones posibles. Y hacen lo imposible por consolidar esa meta.

Recordemos que al cumplir con los objetivos de venta fijados por la marca, estos pueden disfrutar de ciertos beneficios, para nada despreciables, como bonificaciones de proveedores y entidades financieras, o descuentos por volumen de ventas.

Al no lograrlo, optan inteligentemente por automatricular algunas unidades para, de esta manera, poder alcanzar los objetivos, beneficiando con ello el resultado de la concesión. Para salir lo más rápido posible de estas unidades, las bajan de precio y las ofrecen como vehículos de ocasión.

Ciertamente, los concesionarios también pueden tener objetivos mensuales y, en ocasiones, algunos aplican esta estrategia de forma trimestral, por lo que quizás consigas coches económicos al final de cualquier mes o al término de cada trimestre, pero está claro que los balances de fin de año siempre tienen mayor peso.

Finales de verano y principios de otoño puede ser, de igual manera, una buena época para adquirir coches económicos, ya que para estos períodos los concesionarios suelen recibir los nuevos modelos, y aunque estos solo tengan pequeños cambios estéticos, siempre necesitan deshacerse, cuanto antes mejor, de las antiguas unidades, y esto lo consiguen haciendo ofertas que pueden llegar a ser muy atractivas.

Busca concesionarios y compara precios

Si estás buscando comprar un coche, ya te hemos dado un primer dato: La mejor fecha para hacerlo. Si no te has decidido por un modelo específico, sino que estás esperando a ver con qué ofertas te puedes encontrar, lo más recomendable es que vayas consultando en distintos concesionarios para ver qué hay en stock.

Quienes se confían más del contacto visual, pueden visitar sus sedes, pero eso requiere de tiempo. También es factible llamar por teléfono. Lo importante es que no te quedes con una sola respuesta, sino que manejes un abanico de posibilidades, para que selecciones de ahí la que más se ajuste a tus posibilidades.

Muchas veces es probable encontrar un coche con las mismas prestaciones en precios diferentes. Puede que algunos concesionarios hayan cumplido ya sus objetivos y no tengan tanta necesidad de vender, pero seguro habrá otros que tienen un exceso de stock o no han llegado a los objetivos para un modelo determinado, y quizás tengas la suerte de que ese sea justo el que buscas en km.0.

Si el factor tiempo te impide hacer esto, entonces recurre a internet. Existen una serie de páginas webs como Coches.com y Autodescuento, así como Coches y Concesionarios, mediante las cuales puedes comparar precios en concesionarios de todo el país. Son muy precisas y confiables.

Cuando se trata de coches nuevos

Si tu intención es adquirir un coche nuevo, elige un modelo que realmente se ajuste a tus necesidades, pero no te enfoques solo en el ahora, piensa también a futuro. Recuerda que ese va a ser tu coche por varios años, y en ese tiempo tus planes pueden cambiar: La familia sigue creciendo o surge la necesidad de desplazarse a lugares distantes con más frecuencia, etc.

Hay concesionarios donde es posible probar los vehículos sin ningún tipo de compromiso. Inclínate por esa opción. No te quedes solo con lo que te diga el vendedor, compruébalo por ti mismo. Esa es la mejor manera de conocer el coche. Date una vuelta y tómate tu tiempo antes de decidirte.

Nadie va a hablar mal de su producto, así que más allá de lo que te prometa el fabricante o el vendedor, infórmate bien sobre la marca. Busca a través de internet comentarios hechos por otras personas acerca de ese mismo vehículo, principalmente de quienes lo hayan probado.

Ten claras las características del vehículo que buscas. De esta forma podrás elaborar tu presupuesto de la forma más clara posible. Para ello será necesario que pidas el gasto desglosado, de modo que puedas comprobar, además del importe de cada partida, los pagos por concepto de transporte y matriculación, así como para el permiso de circulación.

Para coches de segunda mano

Si te decantas por un coche de segunda mano, indaga con el vendedor cuál es el motivo por el cual quiere venderlo, cuántos propietarios ha tenido, y si ha sufrido accidentes graves. También debes exigirle que te muestre las facturas de las posibles reparaciones, y averiguar si el vehículo tiene el libro de asistencia con las revisiones selladas.

Pide con antelación la documentación del mismo, puede ser en físico o en digital, y verifica si todo lo que te ha dicho el vendedor coincida con la información contenida en los documentos. Estos son una especie de radiografía que refleja todo por lo que ha pasado el coche.

Haz una revisión interna del coche y verifica el estado del volante, así como del pomo de cambio, el freno de mano y los pedales. En ellos verás claramente uso que ha tenido el coche. Es algo que nunca falla. Constata que el número de marchas sea el correcto y que el diseño del pomo sea coherente con la pieza original. Si el coche es de un particular, es algo a tener muy en cuenta.

En lo que respecta a la parte externa, comprueba si el coche tiene golpes o abolladuras. Si se trata de marcas pequeñas, no te desanimes, no implican nada grave, pero en cambio pueden serte útiles al momento de negociar el precio del coche.

Asimismo, gira el volante para confirmar que no tenga problemas en la dirección. Mantente atento ante cualquier tipo de ruido. También es conveniente comprobar el estado del fluido hidráulico de la dirección. Revisa, además, el estado de los frenos y los amortiguadores, asegurándote de que las ruedas tengan el mismo desgaste por ambos lados.

Los neumáticos son otro aspecto importante a considerar antes de negociar la venta. Constata que estos se encuentren en buen estado y que la medida sea la suya, o por lo menos una equivalente. De igual modo, revisa el embrague, descartando ruidos, y el recorrido del pedal.

En cuanto a las marchas, constata que entren bien, tanto en frio como en caliente. Las transmisiones deben permanecer a tono. Si al acelerar y tomar una curva se presenta una vibración muy fuerte, esto quiere decir que se encuentran en mal estado. ¿Estás listo para adquirir tu nuevo coche?.

Check Also

Implementos para motos y bicicletas en FC-Moto

FC-Moto es una tienda online especializada en componentes para motos y bicicletas, así como en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *